17/05/2017

Cómo establecer mejores relaciones (y mejor comunicación) gracias a la Empatía

Por admin

Después de todos los preparativos y expectativas el gran día llegó; y aunque pasó rápidamente, hoy, semanas después de nuestro matrimonio, recordamos vívamente nuestros votos, las sensaciones, las anécdotas, los detalles, los elementos más prácticos y los más románticos. Sobre todo recordamos, con sorpresa, la manera en que la alegría de nuestra unión contagió a las personas que nos acompañaron ese día. Evocamos sus rostros de emoción y complicidad.

Suponemos que, quizá, quienes se pusieron en nuestros zapatos recordaron sus propias bodas o imaginaron cómo celebrarían las suyas (o tal vez ninguna de las anteriores), pero en todos los casos sentimos que nos deseaban desde su corazón verdadero amor y felicidad.

En estos días traigo a mi mente esos recuerdos y reconozco en ellos la Empatía, aquella capacidad de comprender y sentir la situación y emociones de los demás, incluso cuando estos no son evidentes, respetando sus reacciones y posturas aunque sean distintas a las nuestras; esta es la razón por la que ser empáticos nos permite comunicar mejor y establecer mejores relaciones.

Según los estudiosos la Empatía es innata al ser humano, pero debe ser estimulada o desarrollada desde la infancia y en la adolescencia. A pesar de eso encontramos adultos que carecen de empatía, que hieren o agreden a los demás sin que esto les cause culpa o arrepentimiento. En relación a esto, encontré que la Empatía tiene un antónimo: la Ecpatía. No está registrada en el Diccionario de la RAE, pero González de Rivera y Revuleta la definen como un “proceso mental voluntario de exclusión de sentimientos, actitudes, pensamientos y motivaciones inducidas por otro”.

Entonces ¿qué podemos hacer para tener conciencia de que la Empatía es uno de los valores pilares de las relaciones humanas y que podemos “entrenarla” y ponerla en practica de manera efectiva? Varias fuentes coinciden en que existen ciertas acciones que nos ayudan a ser más empáticos:

Deja a un lado tu punto de vista

Omite tus opiniones y experiencias personales y trata de ver desde la perspectiva del otro. Cuando haces esto, percibes que el otro no es “malo”, poco amable, terco o insensato, sino que problablemente solo está reaccionando según el conocimiento que tiene.

Valida la perspectiva de la otra persona

Una vez sepas qué siente el otro y por qué, reconoce esas emociones aunque no estés de acuerdo con ellas.

Escucha y observa

Para conocer la totalidad del mensaje procura captar la dimensión emocional, más allá de las palabras. Escucha y observa el tono de la otra persona, su lenguaje corporal, si la persona evita comunicar algo importante, intuye cuáles pueden ser sus emociones.

Pregunta

Este es el modo más sencillo y directo de comprender a la otra persona. Fíjate en las respuestas del otro, en las palabras claves e interprétalas; por ejemplo, “¿Entonces lo que sientes es… debido a…?”

Examina tu actitud

¿Estás más preocupado en salirte con la tuya, ganar una discusión o estar en lo correcto? ¿O prefieres encontrar soluciones, construir relaciones y aceptar a los demás? Sin una mente abierta y sentimientos genuinos, no habrá espacio en ti para que la Empatía aflore.

No descuides las relaciones sociales

Cuanto más interactúes con familiares, compañeros y amigos mayor será tu capacidad de escucha, de observación y de conectar con la perspectiva y emociones de los demás, sin necesidad de abandonar los  propios.

Por lo general, al hablar de Empatía se menciona cómo ser empáticos con aquellos que se encuentran en tristeza o adversidad, pero también podemos acompañar en la dicha y en los momentos más favorables. Para mi esposo y para mí ha sido muy gratificante comprobar de primera mano, cómo el amor se irradia, se percibe, se comprende y también se contagia.

¡Todo nuestro agradecimiento y gratitud a quienes nos han acompañado en este paso!… Esperamos corresponderles de la mejor manera.

¡Saludos!

También te puede interesar:

¡Omoiyari para todos!
¿Podemos mejorar nuestra comunicación de pareja? 10 consejos para hacerlo
Iniciar desde la base: La Conversación

El contenido de este post es de mi autoría y/o es una recopilación de distintas fuentes.

Referencias:

– CARUANA, Agustín. TERCERO, Mª Pilar. Cultivando emociones: Educación emocional de 3 a 8 años.
– REVUELTA y GONZÁLEZ DE RIVERA, José Luis. Empatía y Ecpatía. En Revista Psiquis, Vol. 25, n° 6, 2004.
¿Eres una persona empática? Blog de Marta Romo, experta en desarrollo del liderazgo femenino, neuroliderazgo y neurociencia.
Empathy at work. Developing Skills to understand other people. En Mindtools.com

Foto: Oslo Statues, Javallma en pixabay.com