13/02/2017

¿Podemos mejorar nuestra comunicación de pareja? 10 consejos para hacerlo

Por admin

Luego de tomar un par de meses para cerrar capítulos, recuperar energías e iniciar nuevos y gratificantes caminos en mi vida, hoy regreso al computador, a Internet, a este blog y a las redes sociales, para seguir aprendiendo y compartiendo aquellos temas que me cautivan.

Detenerse un poco y dedicar tiempo a otros roles y facetas de nosotros mismos y a las personas que amamos, es clave para visualizar nuestros objetivos y sueños, y al sentirnos preparados reanudarlos. Cerré el año 2016 con tranquilidad, expectativas y gran ilusión de iniciar mi vida en pareja, de planificar el evento sagrado en el que seremos unidos y de disponer mi nuevo hogar. Por ello, en este segundo mes de este nuevo año, auguro tiempos prolíficos, proyectos renovados y energías aumentadas para desarrollarlos.

Hoy el tema que deseo compartir surge del curso prematrimonial al que asistí hace un par de semanas. Allí reflexionamos sobre qué es el matrimonio, para qué hemos sido llamados a contraerlo, por qué se sustenta en Dios y en el amor y qué debemos tener en cuenta para construirlo y hacerlo mejor día a día.

Al comprender cómo nace el verdadero amor de pareja, vimos la importancia que tiene el Conocimiento Profundo y la Aceptación, primero de uno mismo y luego del otro, la Comunicación y el Perdón. Como era de esperarse, mi curiosidad sobre el aspecto de la Comunicación persistió y encontré algunos textos, enmarcados en la naturaleza del curso, sobre cómo podemos mejorar la comunicación de pareja.

Del artículo Para una buena comunicación en el matrimonio destaco 10 consejos para comunicar mejor, teniendo en cuenta que Amar es Compartir y Compartir es Comunicar y que “en el amor adulto se debe establecer una doble corriente, el dar y el recibir. Dar aunque con ello se tenga que romper el cascarón del egoísmo; Recibir aunque en ocasiones pensamos que no necesitamos nada de los demás”.

Quienes consideran que la amistad con su cónyuge es lo más importante pueden crear una relación más gratificante. Un amigo se acepta tal y como es y se perdonan sus fallas.

Consejo # 1

No trates temas importantes durante los momentos tensionantes del día o cuando haya mucha carga emocional, y pregúntale a tu cónyuge si en determinado momento está dispuesto a dialogar.

Consejo # 2

No culpes a tu cónyuge sin haberlo escuchado, tampoco tengas prejuicios ni pretendas adivinar. Deja a tu pareja expresar sus sentimientos.

Consejo # 3

Trata un solo asunto a la vez, no lo mezcles con otros.

Consejo # 4

Escucha con atención y asegúrate de entender al otro, evita sacar conclusiones precipitadas o ponerte a la defensiva. Si el asunto es importante, repítele a tu cónyuge lo que oíste e interpretaste.

Consejo # 5

No culpes a tu pareja de tus propias emociones; por ejemplo, en lugar de decir “cuando te demoras me da rabia porque eres desconsiderado” es preferible decir “cuando te demoras me da rabia porque me avergüenza ser el último en llegar”. Tampoco es bueno comunicar con ironía o sarcasmo y quedan prohibidas frases como “-¡Nunca haces las cosas bien! -¡Es tu culpa! -¡Ven aquí, apresúrate! -¡Otra vez con lo mismo! -¡Si no lo haces,…!”

Consejo # 6

Haz peticiones, no exigencias.

Consejo # 7

No divulgues los sentimientos de tu cónyuge, perderá confianza para contártelos.

Consejo # 8

Habla siempre con la verdad, pero sabiendo cómo decirla… sé franco sin caer en la agresión.

Consejo # 9

No dejen problemas sin resolver ni resentimientos ocultos, no afrontarlos crea un muro de indiferencia.

Consejo # 10

Al finalizar, el artículo propone la reflexión que el matrimonio se riega y se cuida día a día, y que no basta con ser una pareja más sino que se debe luchar por ser la mejor.

Otra recomendación dada en el curso (también muy mencionada por las tías) es no pasar la noche en conflicto con la pareja, sino resolver lo que nos ha disgustado antes de ir a dormir (sin importar cuánto demoremos resolviéndolo).

En la búsqueda de consejos para mejorar la comunicación en pareja, también encontré 190 preguntas prematrimoniales para formar una familia fuerte, y aunque en la introducción indica que cada quien debe responderlas a solas, creo que sí es conveniente (e incluso entretenido) conversarlas y responderlas juntos.

El contenido de este post es de mi autoría y/o es una recopilación de distintas fuentes.

Imagen de ronymichaud en Pixabay.

 

También te puede interesar: